viernes, 1 de marzo de 2013

Cubierta plegable o rígida ¿Cual elegir?

Poco a poco y cada vez más, las tradicionales cubiertas de aro rígido están siendo desplazadas en las estanterias y expositores de las tiendas por cubiertas plegables.
Este hecho es una de las muchas variables con que nos encontramos en el momento de elegir las cubiertas que van a sustituir las anteriores puesto que la gran mayoria de los modelos existentes están representados en los dos formatos.

Las cubiertas rígidas de toda la vida llevan un aro de acero que les dá forma y refuerza su estructura.
Las cubiertas plegables sustituyen el alambre o aro de acero de las rígidas, por fibra Aramida (kevlar) que les confiere ciertas ventajas y sólo un gran inconveniente: el precio final.

Es bueno saber las ventajas que tienen las cubiertas plegables para tener clara la decisión de poner unas o otras.






Para empezar, la inclusión del kevlar en la construcción de las cubiertas plegables y por ende la eliminación del aro rígido supone una perdida considerable de peso, más o menos de 95 gr. a 180 gr. menos por cada neumatico (según los compuestos utilizados) con respecto a las rígidas. Esto tiene su importancia porque si sumamos cifras de peso de las dos ruedas puede suponer en algunos casos mas de medio kilo con el que poder aligerar nuestra bici, lo que nos hará ser más rápidos y subir mejor, elevando nuestras prestaciones encima de la bicicleta. 
El dato del peso cobra aún más importancia a poco que pensemos en tubelizar nuestras ruedas, con el incremento de peso que supone en la mayoría de los casos.
Otra ventaja, que puede ser circuntancial pero que tiene su relevancia, es que las plegables son mas fáciles de manipular para su montaje o sustitución y en el fatidico momento de un pinchazo nos será más sencillo destalonar la cubierta para la sustitución de la cámara.
Para echar más "leña al fuego" también hay que tener en cuenta que las cubiertas plegables son indeformables al contrario que las rígidas. El aro de las cubiertas rígidas se puede deformar por una mala manipulación o transporte o por un llantazo considerable, dejando la zona deformada propensa a destalonar.  

Y por si todo lo mencionado fuera poco, el almacenaje de una cubierta plegable plegada es mucho más seguro y fácil por sus reducidas dimensiones. Si necesitamos tener una cubierta de reserva, lo mejor es conservarla en un lugar fresco/seco alejada de inclemencias meteorologicas y para esto es mucho más sencillo guardar una cubierta plegable que una de aro rígido, algo que también saben muy bien los fabricantes y distribuidores. 

De todas formas, las cubiertas rígidas nunca desaparecerán; por su bajo precio siguen vendiendose bien y aunque ya hay algunas marcas que ofrecen cubiertas plegables a un precio razonable son perfectas para un uso ocasional o urbano sin pretensiones deportivas.

Desde nuestro blog abogamos por las cubiertas plegables ante las rígidas por todo lo mencionado anteriormente, pero es siempre el usuario final el que tiene que decidir sobre si la diferencia de precio merece la pena en el momento de la decisión de comprar.



4 comentarios:

  1. Yo siempre he usado cubierta rígida. En comparación con las rígidas las cubiertas flexibles requieren mas presión de aire?

    ResponderEliminar
  2. muy buen articulo, hooy aprendi mas de llanta

    ResponderEliminar
  3. Quiero comprarme unas ruedas,para BTT donde puedo?

    ResponderEliminar
  4. Yo estoy en la duda entre las cubiertas de kevlar porque sólo consigo de 1.90 lo más angosto. Mi idea es aligerar la bicicleta. Que me conviene buscar para rodar mejor? Una cubierta de aro rígido de 1.25 (inconseguible por ahora) o a lo sumo de 1.50 semislick... O las de kevlar 26x1.90 semislick tmb.
    Porque la diferencia de precio es el doble. Pero el peso a lo sumo varían en 100 gramos entre una de aro rígido y otra de kevlar por lo que estuve buscando.

    ResponderEliminar